Visión 2020 – Turismo en Marruecos

En Marruecos, el sector del turismo ha venido desarrollándose en las últimas décadas, basado en gran medida, en el discurso de la identidad cultural y la deseada marroquinidad. Mientras que el desarrollo económico del país ha estado destacándose como una prioridad en las políticas nacionales, así como en las relaciones internacionales. Recientemente, el ministro de Turismo y Artesanía presentó un nuevo plan estratégico para el sector. El plan Visión2020, tiene como principal objetivo la regionalización del turismo.

Fomentando la calidad del turismo. Este plan tuvo el impulso del propio soberano del país, el rey Mohamed VI. Se pone en evidencia la revalorización de varias regiones de Marruecos hacia un turismo responsable en prácticas ambientales y ecológicas. En el país se esbozan nuevos objetivos. Se prevén importantes reformas políticas. La tradición frente a la modernidad parece altamente relevante para integrarla de manera responsable, así como la identidad cultural desde la perspectiva del desarrollo económico y social.


Visión 2020 – regionalización, la calidad, la sostenibilidad.

El siglo XX, fue un punto de inflexión en la evolución de las ciudades de Marruecos. Su espacio urbano moderno, así como lo ha sido para la evolución de la trama urbana histórica del país. (Chouiki, 2009). La interrupción establecida durante el período colonial no permitía a la sociedad marroquí dibujar su propia modernidad. La base de una evolución natural de su cultura y su patrimonio urbano, es una lógica establecida con sus propios referentes.

La dinámica social y cultural que animaba a la ciudadanía en la Medina, se extinguió a favor del comercio y el turismo. Esta relación entre las comunidades con estos espacios, a la que se refiere la cultura patrimonial, es una discusión de las élites. Es necesario un plan de acción que ayude a promover la conciliación de la población con su patrimonio. En el norte de África en general y en particular en el Magreb, la diversidad cultural, se manifiesta por el uso diario de diversos idiomas de origen bereber y arabe.

Después de la década de 1990, los países del Magreb reconocieron la importancia de la diversidad cultural. Sin embargo, este reconocimiento pasó también nuevamente por una estrategia de desarrollo económico, incluyendo el nivel de turismo cultural. En el reciente plan de regionalización en Marruecos, se establece la instauración del amazigh como lengua oficial junto con el árabe. Este plan de educación formal en el programa de educación primaria, revela una postura de reconocimiento y reconciliación con el multiculturalismo en Marruecos. Han tenido efectos prácticos en políticas nacionales. La naturaleza multicultural del territorio se extrapola hasta parte del patrimonio. Los iconos patrimoniales y turísticos representan su identidad cultural.

Patrimonio mundial de la UNESCO en Marruecos

Si analizamos la lista de objetos registrados como patrimonio mundial de la UNESCO, nos damos cuenta claramente de esta tendencia.

  • La medina de Fez, inscrita en 1981
  • La medina de Marrakech, inscrita en 1985
  • El Ksar de Ait-Ben-Haddou, inscrita en 1987
  • La histórica ciudad de Meknes, inscrita en 1996
  • El sitio arqueológico de Volubilis, inscrita en 1997
  • La Medina de Tetuán, inscrita en 1997
  • La medina de Essaouira (antigua Mogador), registrada en 2001
  • El espacio cultural de la Plaza Jemaa el Fna, inscrita en 2001
  • La ciudad portuguesa de Mazagan (El Jadida), entró en 2004
  • El moussem Tan Tan, inscrito en 2005

La Lista del Patrimonio Mundial en Marruecos abarca objetos muy distintos. Representan el discurso contemporáneo de una sociedad pluralista. Estos objetos incluyen la misma lista de las ciudades imperiales. Señalamos como relevante la cultura bereber. Igualmente la antigüedad clásica en el Mediterráneo. Así como el patrimonio de origen portugués como “la ciudad portuguesa” de El Jadida y la cultura todavía nómada del Sahara.

Turismo responsable en el futuro del turismo en Marruecos

Marruecos, en este momento, pretende seguir su propia modernidad. Basado en la idea de un país de influencias diversas. Las comunidades y expresiones culturales contribuyen a la formación de una identidad plural. El desafío es, entonces, el país está en la gestión de un gran patrimonio cultural y en la dinamización e integración de éste en el desarrollo nacional. El pasado dia 30 de noviembre, fue presentada en el nuevo plan estratégico de Marrakech. Todo para el desarrollo del turismo, ante el Rey Mohammed VI. Este plan tiene por objeto intensificar la actividad turística.

Situando a Marruecos entre los 20 principales destinos del turismo mundial. Con este objeto, ocho nuevos destinos turísticos también se crearán en los próximos años. Se crearán cerca de 200 mil nuevas camas en el sector de la hostelería. El objetivo es duplicar el número de entradas de turistas extranjeros y triplicar el número de turistas nacionales.

Sin embargo, más allá del fuerte crecimiento económico deseado, el plan incluye una concepción de los impactos del turismo en el país. Por una lado de una manera más transversal el desarrollo del turismo en Marruecos también considera la importancia de preservar los recursos naturales. El mantenimiento de la autenticidad sociocultural de las regiones y el desarrollo del bienestar de las poblaciones locales.

Así surgen las “eco-regiones” designadas por el Ministerio de Turismo, como escaparates de Marruecos y del desarrollo sostenible. El plan establece una nueva imagen para Marruecos. El patrimonio cultural reclama un lugar en la modernidad, a través de la aplicación de las tendencias contemporáneas. La mejora de la calidad y la sostenibilidad ambiental y ecológica, sin perder de vista las especificidades locales de cada región. A través de la aplicación de estos nuevos vectores, Marruecos tiene la intención de posicionarse en un lugar prominente en la comunidad internacional. Ofreciendo un producto único en este sector.

La actividad cultural y la oferta de actividades de ocio también tienen por objeto garantizar un carácter internacional. Además, ha tenido lugar en los últimos años. La programación cultural es de alta calidad como el Festival de Cine, o el Festival de la Risa en Marrakech, el Festival de música Sacra de Fez, el Festival de música Gnawa de Essaouira, el Festival de Jazz de Tánger o el festival Mawazine de Rabat.

Seis grandes proyectos estructurales, implementados y financiados por el Estado:

  • El programa Azur 2020 (que es la continuación del Plan Azur, que incluía el proyecto de Visión Estratégica 2010 e implementado seis nuevos balnearios.
  • El programa Patrimoine et Héritage (para la difusión de la identidad cultural de Marruecos);
  • El programa Eco & Green (para la valoración de los espacios naturales preservados excepción);
  • El programa Animación et Loisirs (para la dinámización y la competitividad del turismo y la hostelería).
  • El programa Nichos Valeur Ajoutée (que situará a Marruecos entre los destinos internacionales para el Bienestar).
  • El programa Biladi (una de las principales prioridades de la Visión 2020, que prevé la creación de siete centros dedicados al turismo nacional en las áreas más buscadas por los ciudadanos marroquíes).

La coordinación del plan estratégico

La coordinación del plan estratégico estará garantizada por la Alta Autoridad de Turismo. En el plan del país se garantiza la coherencia de las estrategias regionales. Paralelamente está previsto la creación de las Agencias de Desarrollo Turístico para la implementación y ejecución de los procedimientos de gestión integrada del territorio. La aplicabilidad de este programa estratégico “Visión 2020” dependerá del fondo de inversión. El Fondo marroquí para el Desarrollo del Turismo, será financiado por el Estado o por la cooperación de países aliados. La dicotomía tradición/modernidad establecida en el período colonial, perseguía la evolución urbana de las ciudades marroquíes y las políticas de patrimonio. Son desarrollados para salvaguardar los bienes culturales. Reproducir la oposición entre el patrimonio y la modernidad es reproducir la ideología colonial. (Chouiki 2009: 4) El desarrollo de programas para la promoción del turismo, tales como “Visión 2020”. Debe reflejar, por lo tanto, la capacidad de Marruecos para afirmar su identidad. Identidad cultural, su regionalismo y su pluralidad. La salvaguardia de su patrimonio y la coordinación de lo socio-político con el desarrollo económico y cultural sostenible, y la modernización del medio ambiente, a través de un compromiso con la calidad.

Bibliografía:

  • Chouiki, Mustapha (2009), Faut-il cultura notre repenser du patrimoine
  • Gobierno del Reino de Marruecos (2011), Tourisme: Visión 2020.
  • Kessab, Ammar (2009), Les politiques en Afrique du Nord culturelles – Magreb – Sont-elles compatibles avec la convención de l’UNESCO sur la protección Et La promoción De La diversité des expresiones culturelles. Cumbre Mundial de Johannesburgo sobre Artes y Cultura.
  • Texto escrito por: Ana Neno, arquitecta y estudiante de doctorado de los programas Patrimonio de Influéncia Portuguesa (Universidad de Coimbra) y Turismo, Patrimonio y Gestión Territorial (Universidad Cadi Ayyad de Marrakech).

Nuestros catálogos de paquetes de viajes a Marruecos

catálogos de paquetes de viajes a Marruecos
Hola, somos el equipo de Marruecos.Com
¡Saludos del desierto!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by